CINEXPERIENCIAS

 
DONOSTIA-SAN SEBASTIAN
Como a muchas personas les ocurre, mi afición al cine comenzó desde pequeño. Siempre nos ha permitido asomarnos a otras realidades e historias. Esta pasión al séptimo arte, ha ido afianzándose en mí gracias al Zinemaldia y a todas esas películas que disfruté sentado en las butacas de los antiguos Astoria, Pequeño Casino y los actuales Príncipe. Con 18 años, allá por 1996, crucé esas barreras y dejé de ser un mero espectador. Cámara al hombro, pude empezar a sacar fotos a las estrellas, y esos primeros retratos despertaron en mí otra de mis aficiones: la fotografía.
Kultura
Erakusketa